Homenaje a los héroes anónimos de la educación

0
233

En los sistemas educativos de calidad de todo el planeta, a la sombra de todo estudiante exitoso hay un ejército invisible de personal de apoyo educativo (PAE). Estos trabajadores, olvidados o ignorados con demasiada frecuencia y cuya labor no recibe el reconocimiento que merece, son absolutamente vitales para el éxito y el bienestar de los estudiantes.

Les dan de comer. Conducen el autobús que les lleva a la escuela. Apoyan a quienes tienen necesidades especiales. Les colocan las tiritas. Mantienen a los estudiantes a salvo. Arreglan las computadoras. Les saludan con un ’hola’ por la mañana. Mantienen limpias la escuela. Enseñan a los grupos pequeños. Entrenan a atletas. Mantienen el equipamiento. Orientan y asesora a los estudiantes. Les vigilan mientras juegan. Se ocupan de la biblioteca universitaria.

El PAE lo conforman profesionales, administrativos, técnicos y personal general que desempeñan numerosas y diversas funciones en el sector de la educación, como auxiliares de los docentes, enfermeras escolares, psicólogos, tesoreros o conductores de bus, por nombrar sólo algunas.

“Todo el PAE contribuye a la calidad de la educación, ya sea como educadores por derecho propio e interactuando con los estudiantes a diario o como profesionales que trabajan ’entre bastidores’ en las instituciones educativas”. Propician un entorno seguro y saludable para el aprendizaje, se encargan de que los estudiantes tengan las herramientas necesarias para aprender, favorecen su bienestar, satisfacen sus diversas necesidades y se aseguran de que ningún estudiante quede atrás.

El papel del PAE irá acrecentando su importancia a medida que los sistemas educativos reconozcan que la calidad de la educación es mucho más que obtener buenos resultados en los exámenes; la educación de calidad consiste en el desarrollo global del estudiante y en permitir su florecimiento como persona.

Para ello se necesita todo un equipo de personas que eduquen al “estudiante al completo”.

Además, el PAE mejora la calidad de la enseñanza al encargarse de múltiples tareas no docentes que reducen la carga de trabajo de los maestros y les permiten concentrarse en la enseñanza y el aprendizaje propiamente dichos.

Sin embargo, se suele infravalorar su labor. Con demasiada frecuencia, su contribución personal al éxito educativo de cada estudiante pasa desapercibida y no se les reconoce como miembros de la comunidad del colegio, escuela superior o universidad.

Más derechos y mayor reconocimiento

Los estudios que está realizando la Internacional de la Educación muestran que el PAE, en todo el mundo, recibe a menudo salarios bajos y trabaja en condiciones desfavorables. Son víctimas de la creciente privatización de la educación, ya que en muchos países las instituciones educativas no contratan al PAE. Lo hacen a través de proveedores de servicios, que les ofrecen contratos precarios con apenas prestaciones o estabilidad laboral.

Creemos en la necesidad de ofrecer los servicios y las estructuras de apoyo necesarios para garantizar los derechos básicos de toda la fuerza laboral educativa. El PAE merece disfrutar del mismo estatus, derechos y de las mismas condiciones que otros profesionales con cualificaciones académicas, técnicas y experiencia similares. Deberían tener oportunidades de desarrollo profesional y voz en las instituciones en las que trabajan.

En la Internacional de la Educación –una federación mundial de más de 32 millones de docentes y personal de apoyo a la educación en 173 países– defendemos al PAE y velamos por que tengan mejores condiciones laborales y un mayor reconocimiento.

Esta semana, la IE organiza en Bruselas una conferencia sobre el personal de apoyo educativo que reunirá a dirigentes sindicales, PAE, investigadores y representantes de organizaciones internacionales de todo el mundo, para darse mutuamente aliento, inspiración y ejemplo.

Sus participantes reafirmarán la contribución decisiva del PAE a la calidad de la educación y elaborarán estrategias sobre la mejor manera de organizar, movilizar y poner de relieve al PAE.

El 16 de mayo, la conferencia lanzará y celebrará el primer Día Mundial del Personal de Apoyo Educativo y acordará una Declaración sobre los Derechos y el Estatuto del PAE. ¡Porque ya es hora de que se reconozca la importante contribución del PAE a una educación de calidad y que el PAE disfrute de los derechos y del estatus que se merece!

Fuente: David Edwards- worldsofeducation.org

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*