El Suzuki, un método con un sinfín de beneficios

0
401

El Suzuki es un método precursor en la neuroeducación musical, puesto que Shinichi Suzuki (Japón, 1898-1998) lo diseñó privilegiando la musicalidad auditiva natural e innata de los niños, frente a la musicalidad visual que es aprendida e impuesta por una pedagogía de y para adultos. La musicalidad es un fenómeno natural de los seres humanos, que gracias al diseño pedagógico del Método Suzuki se potencia y desarrolla.

Este sistema va dirigido a los padres y niños, así como a los profesores de instrumentos musicales que cuenten con la vocación de enseñar música a los niños desde muy pequeños, normalmente desde los 3 años.

EN PARAGUAY

El Método Suzuki arribó a Paraguay en el año 2004, de la mano de la profesora de piano Celeste Acevedo, luego de un viaje a Costa Rica y ser madre Suzuki se dio cuenta de que a Paraguay también debía llegar este estilo de enseñanza. “En enero del 2004 fui para hablar con los directivos del Ateneo Paraguayo para proponerles la apertura del Primer Programa Suzuki del Paraguay. Fue un encuentro exitoso, porque la Dirección del Ateneo Paraguayo en ese mismo mes había enviado al profesor Álvaro Morel a Lima, Perú, para realizar el entrenamiento en el Método Suzuki”, explica.

Durante dos años trabajó en el Ateneo Paraguayo para formar el Programa Suzuki de esa institución. En ese contexto, el primer grupo de cinco profesores paraguayos de violín, piano, cello, guitarra y flauta traversa fue a entrenarse a Buenos Aires y a Lima en el 2004 y el 2005. “En febrero del 2005 recibieron a las primeras 50 familias paraguayas que traían a sus hijos desde los 5 años de edad para recibir educación musical, por primera vez en el Paraguay, con el Método Suzuki. En agosto del 2005, con este grupo hicimos el Primer Concierto Suzuki en el Teatro Leopoldo Marechal de la Embajada de Argentina”, indica.

En el año 2006, Celeste decide abrir la Escuela de Música Suzuki-Paraguay, como un conservatorio de música privado. La institución se encuentra reconocida por resolución del Ministerio de Educación y Ciencias del Paraguay.

PARA TODAS LAS EDADES

Acevedo agrega que los niños desde los seis meses de vida y sus padres ya pueden desarrollar clases de estimulación musical temprana; esto permite mantener y potenciar la musicalidad natural de los pequeños. “A partir de los 3 años de edad, que normalmente es la edad en la que la motricidad fina de las manos ya se encuentra establecida, ya pueden empezar el aprendizaje sistemático de un instrumento musical con el Método Suzuki. Para iniciar se sugiere hacerlo con el violín o el piano. Y a partir de los 4 o 5 años pueden cambiar a instrumentos como la flauta traversa, el cello o la guitarra, o continuar con el violín o el piano”, añade.

BENEFICIOS

Este método japonés tiene múltiples beneficios, además de aprender a vivenciar los valores antes descriptos, la práctica a temprana edad permite el desarrollo en el cerebro del niño de una red neuronal que no se desarrollaría si no se hiciera esa práctica instrumental. Permite el vínculo emocional y pedagógico entre padres e hijos, y los estudios en el ámbito de la gerontología demuestran que la persona de la tercera edad que estudió un instrumento en su niñez y adolescencia, aunque no haya continuado practicándolo en su adultez, cuando llega a la edad muy madura, y va perdiendo las habilidades de la memoria, puede tocar de nuevo sin problemas las lecciones del instrumento musical aprendidas en la niñez y adolescencia. Esto produce en el ser humano una sensación de calma y plenitud que puede ayudar a sobrellevar las tensiones propias de la tercera edad.

MENSAJE

“En el Método Suzuki siempre decimos que cuando nuestros hijos son pequeños, debemos caminar enfrente de ellos, porque necesitan un ejemplo a copiar. A partir de la adolescencia debemos caminar detrás de ellos para poder sostenerlos cuando estén frente al peligro, pero confiando siempre que con todo lo que ya les hemos transferido hasta ese momento, están formando su propia imagen y personalidad. Y es a partir de la juventud que podemos caminar al lado de ellos como compañeros”, finaliza.

Fuente: ultimahora.com

Comparta en sus redes sociales

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*