¿Tengo un hijo con altas capacidades? 15 señales que podrían indicarlo

0
214
Imagen: Freepik

Las altas capacidades engloban tres conceptos diferentes: la precocidad intelectual, la superdotación y el talento, y conviene conocer sus diferencias, ya que un niño con talento quizás no es superdotado, por ejemplo, o un niño precoz intelectualmente no tiene por qué ser superdotado.

Pero, ¿qué son las altas capacidades en realidad? Hasta hace poco tiempo (e incluso, todavía aún sigue ocurriendo) se solía asociar la superdotación con un cociente intelectual superior a 130. Sin embargo, tal y como recoge la Asociación Española de Superdotados y con Talento (AEST), esta medición de la superdotación en base al cociente intelectual es arcaica, ya que las altas capacidades intelectuales no son homogéneas y, además, las inteligencias son múltiples.

Esto quiere decir que hay talentos de muchos tipos, y que cada caso es único. Creemos importante aclarar esto porque en la actualidad existe cierta controversia en cuanto a estos términos. En este artículos nos centraremos en las altas capacidades en general.

¿Sospechas que tu hijo tiene altas capacidades? Entonces, deberías estar atento a una serie de señales. Hablamos de 15 señales que indican altas capacidades en los niños (aunque, para hablar de altas capacidades, el niño tiene que cumplir muchas de ellas, no únicamente una).

15 señales que indican altas capacidades en los niños

Foto: Freepik

Tiene una capacidad intelectual superior a la media

Si bien es cierto que muchos niños con altas capacidades tienen una capacidad intelectual superior a la media, limitar la inteligencia a un CI es reduccionista.

Y es que, estos niños, además de poder tener una inteligencia superior a la media, tienen otras características que los definen, como las que conoceremos a continuación.

Rendimiento superior en determinadas áreas (aunque no siempre)

Foto: Freepik

Según la Asociación Española de Pediatría (AEP), para hablar de altas capacidades, el niño debe mostrar una elevada capacidad de rendimiento en las áreas intelectual, creativa y/o artística.

Pero ojo, porque ¡esto no siempre es así! Puede ocurrir que el rendimiento sea normativo, es decir, que se sitúe dentro de la media, o incluso, que exista fracaso escolar.

  • También pueden sufrir fracaso escolar

Hay niños con altas capacidades que sufren fracaso escolar, mostrando un bajo rendimiento en algunas o todas las áreas académicas, debido a diferentes motivos; se aburren en clase, no se ha adaptado la forma de enseñanza a su estilo de aprendizaje y/o a sus características, etc.

De esta forma, sería un falso el mito decir que son niños que siempre sobresalen en cualquier materia o que tienen un alto rendimiento académico. Eso sí, ¡algunos sí pueden sobresalir!

Por ello consideramos que es una señal de las altas capacidades, aunque no siempre, y por eso debemos ser cautos aquí.

Alta demanda durante la primera infancia

Según la Asociación Española de Superdotados y con Talento (AEST), cuando son bebés, y hasta los dos años más o menos, los niños con altas capacidades suelen ser niños muy demandantes, que se sobreestimulan con facilidad.

Alto nivel de coordinación psicomotriz

También hasta los dos años, y según la misma asociación, son niños que presentan un alto nivel de coordinación psicomotriz (son niños muy hábiles), y que levantan la cabeza antes del primer mes de vida.

Capacidad de liderazgo

Esta señal se aprecia más adelante, cuando son un poco más mayores. Son niños que muestran una gran capacidad de liderazgo (aunque no todos; hay algunos que son más introvertidos).

Elevado nivel de implicación y perseverancia en las tareas

Se implican mucho en las tareas y perseveran, sobre todo si estas tareas son de su interés. Además, son capaces de concentrarse fácilmente en tareas y actividades que les estimulan.

Alta creatividad e imaginación

La creatividad es la capacidad para, a través de la imaginación y un pensamiento original y novedoso, crear​ nuevas ideas o conceptos, buscar soluciones a los problemas, crear arte… Implica alejarse del pensamiento «habitual».

Y esta es otra de las señales de las altas capacidades; hablamos de niños muy creativos, con un pensamiento que incluso podemos sentir como «diferente», niños que pueden crear sus propios cuentos e historias ya desde pequeños, etc.

Pensamiento crítico y divergente

Y enlazamos la anterior señal con esta; la del pensamiento crítico y divergente (aquel que se aleja de «la norma»).

Así, son niños a los que les gusta buscar posibles soluciones a un único problema, de forma creativa y diferente.

Desarrollo precoz del lenguaje

Por otro lado, los niños con altas capacidades suelen desarrollar el lenguaje precozmente, hacia los 12 o 18 meses.

Así, fíjate en si tu hijo empieza pronunciando muchas palabras y si enseguida puede mantener una conversación con vocabulario y léxico propio de fases muy posteriores.

Predomina la lógica y el razonamiento

Son también niños en los que predomina un pensamiento lógico, aquel que les permite entender su realidad y determinar las relaciones o diferencias que existen entre las cosas de su alrededor, mediante procesos como:

  • El análisis
  • La comparación
  • La abstracción
  • La imaginación

Así, suelen tener un razonamiento muy lógico.

Se interesan por temas abstractos y trascendentes

Foto: Freepik

Otra de las señales de las altas capacidades en los niños es su preocupación e interés temprana por temas abstractos y trascendentales, como por ejemplo: el origen de la vida y el universo, el sentido de la vida, la religión, la fe, Dios, la muerte…

Interés en actividades diferentes

Y no solo se interesan por temas diferentes, sino también por actividades diferentes.

Así, al ser niños con una gran creatividad e imaginación, disfrutan con actividades «poco comunes» a otros niños de su edad. Por ejemplo: el cálculo, el ajedrez, la pintura, la música…

Inicio temprano en aprendizaje específicos

La precocidad de la que hablamos también se da en el ámbito del aprendizaje académico, en áreas específicas como la lectura, la escritura o las matemáticas.

Eso sí, hemos de diferenciar la precocidad intelectual, que aparece «sola», de la superdotación (que aparece junto a un nivel de inteligencia muy por encima de la media).

De esta forma, son niños que suelen aprender los conceptos antes que sus compañeros, ya que van avanzados en este sentido (lo que hace que a veces puedan aburrirse en clase, por ejemplo).

Aprendizaje autónomo

Debido a sus características, los niños con altas capacidades pueden aprender de forma muy autónoma, porque suelen entenderlo todo muy rápido.

Pero, ¡ojo! Eso no significa que no debamos adaptar las estrategias educativas a sus necesidades y estilo de aprendizaje, y que no debamos acompañarlos en este sentido, porque también lo necesitan, y mucho.

Curiosos y observadores

Foto: Freepik

Otra señal de las altas capacidades es la curiosidad (muchas veces insaciable) que tienen estos niños, y la cual alimentan gracias a su constante (y atenta) observación de las cosas.

Como tienen mucho interés por descubrir, conocer y explorar su entorno (ya desde bien pequeños), también observan mucho, hacen preguntas (algunas más avanzadas de lo que cabría esperar por su edad), etc.

Estas son las señales más importantes de las altas capacidades, aunque hay más. ¿Las habías escuchado antes? ¿Las has reconocido en tu hijo?

Es importante estar atentas a ellas para poder ofrecer a nuestros hijos un acompañamiento educativo y emocional adaptado a sus características y necesidades.

Fuente: Psic. Laura Ruiz Mitjana/ bebesymas.com

 

Comparta en sus redes sociales

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*