Siete beneficios de ser bilingüe

0
2206

bilingual_people

Nuestro mundo globalizado esta interconectado con el multiculturalismo, gracias, en gran medida a los flujos de inmigración de las últimas décadas. Esto hace que cada vez sea más normal escuchar a los niños hablando dos (o más) lenguas maternas. Es decir, no solo dominan el idioma del país de su nacimiento, sino que también se comunican con total naturalidad en el idioma de su entorno familiar.

Pocas personas cuestionan, a día de hoy, el valor de aprender otro idioma. Pero si aún tienes tus dudas aquí te enumeramos algunos de los beneficios de ser bilingüe más importantes.

1.- Oportunidades profesionales.
Las redes de la economía mundial están interconectados y por tanto, se da por sentado que el aprendizaje de otro idioma será muy útil en el desarrollo de la carrera profesional de cualquier estudiante

2.-  Comunicación más fluida cuando viajamos
Saber idiomas es muy útil a la hora de viajar ya que facilita la comunicación fluida y cercana con las gentes del país que se visita.

3.  Profundizar en otras culturas
Poder entendernos con facilidad con gente de otros lugares nos permite conocer mejor sus tradiciones e identidad,  con lo que la experiencia de viajar adquiere una dimensión totalmente diferente.

4.- Aumento de las neuronas 
El aprendizaje de un segundo idioma nos aporta un mayor desarrollo en nuestra capacidad de planificar o resolver problemas.

5.- Favorece la memoria

Un estudio sobre la salud cognitiva llevado a cabo por Ellen Bialystok, profesora de psicología de la Universidad de York en Toronto (Canadá), mostró que las personas que hablan un segundo idioma empiezan a mostrar síntomas de Alzheimer 4 a 5 años más tarde que otras pacientes. Esto se debe a que la reserva mental que se crea a la hora de aprender un segundo idioma protege contra el deterioro cognitivo.

6. Flexibilidad mental
Ser bilingüe nos permite desarrollar una mente más flexible y agil lo cual, a la hora de priorizar, resolver conflictos o enfrentar ambigüedades es de gran utilidad.

7. Favorece el pensamiento consciente
Las personas bilingües tienden a estar más “presentes” favoreciendo el pensamiento consciente. A su vez, esto es un factor de importancia a la hora de tomar decisiones inteligentes.

El hecho que los centros escolares en todo el mundo han ido implementando el bilingüismo desde la infancia (y no metiéndolo “a cuchara” en forma de una asignatura extra-curricular) muestra un cambio de enfoque muy grande. Desafortunadamente, en muchos países esta tendencia a la educación bilingüe ésta vinculada con la enseñanza privada. Cuando los presupuestos estatales en educación están bajo la lupa de los recortes, se entiende que este aprendizaje no será considerado prioritario. En estos caso, hay una clara ventaja de bilingüismo para los niños procedentes de las familias más pudientes.

Aprender un segundo idioma en la edad adulta

Para los adultos no es tan fácil convertirse en bilingüe – aunque no es imposible – porque, en parte, nuestra aptitud para absorber información no es la mismo que cuando éramos niños.  También existen otros factores determinantes como la constancia y voluntad, el compromiso o deseo de superarse, el interés o curiosidad que son particularmente importantes a la hora de aprender otro idioma. Según el neurólogo Marcelo Berthier, miembro del Grupo de Estudio de Conducta y Demencias de la Sociedad Española de Neurología  “No se puede entender el aprendizaje cómo un proceso puramente cognitivo. Hay aspectos como el interés, el afán de superación, la voluntad y la curiosidad que son los que nos mueven y dan como resultado la constancia, elemento clave para avanzar hacia nuestro objetivo”

La decisión de un adulto sobre la metodología que mejor le convenga  dependerá de todos estos factores y también de sus posibilidades económicas. Sea cual sea la decisión que se tome, será necesario dedicar tiempo a leer tanto periódicos como literatura, ver versiones originales de cine o televisión en la lengua que estamos practicando o escuchar la radio y la música. De esta manera, la práctica se convierte en una experiencia “viva” aportando elementos de la cultura y hasta de la filosofía de vida de aquel país cuyo idioma estamos aprendiendo.

Cada persona bilingüe tendrá su visión personal sobre los beneficios que este conocimiento les aporta a su vida pero la mayoría van a centrar en los beneficios asociado con lo laboral, económico y quizás sociocultural.

Personalmente como bilingüe yo creo que factores como la flexibilidad, desarrollo de la memoria y planificación que son necesarios para dominar otro idioma se notan a la hora de desarrollar nuestra creatividad.

Fuente: http://myappvise.com / Autor: Gillian Bulbeck

Comparta en sus redes sociales

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*