¿Se puede medir a nivel mundial el desarrollo infantil?

0
84
Children attend classes amid fun on 8 August 2016 in a pre-school supported by UNICEF at BRAC Khuria Para Shishu Bikash Kendro (child development centre) in Jatrabari, Dhaka.

“Juntarse es el comienzo. Mantenerse juntos es un progreso. Trabajar juntos es el éxito”. Esta famosa cita es una buena introducción para la historia que queremos compartir con ustedes en esta nota.

Motivados por la necesidad de responder a los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS), países de todo el mundo trabajan en la construcción de indicadores de desarrollo infantil temprano a nivel poblacional, que sean válidos, sensibles y factibles para medir a escala; por ejemplo, en el contexto de una encuesta de hogares representativa nacionalmente. Sin embargo, idealmente todos estos esfuerzos deberían estar coordinados entre países de modo que los indicadores producidos sean comparables entre países (y entre grupos al interior de un país).

 Una iniciativa innovadora

El Grupo Global Scale for Early Development (GSED) representa un esfuerzo extraordinario en este sentido. Su propósito es construir una medida de desarrollo infantil (test) basada en la población mundial para niños menores de 3 años de edad, que cumpla el criterio arriba mencionado y pueda ser utilizada para un monitoreo y una evaluación globales. El Grupo, que se reunió en Washington, D.C. en noviembre de 2018 para revisar sus avances y planificar los pasos posteriores, reunió a estadísticos y expertos en desarrollo infantil del más alto nivel, provenientes de tres iniciativas distintas que, previamente, habían trabajado de modo independiente para lograr objetivos similares: el Caregiver Reported Early Development Instrument (CREDI), el Infant and Young Child Development (IYCD) y el grupo D-Score, que nació al interior del Global Child Development Group (GCDG).

Lo admirable del GSED es precisamente que ha logrado juntar el conocimiento y la experiencia de varios investigadores, y los datos que han recolectado a lo largo de muchos años para conformar generosamente lo que probablemente es, hasta la fecha, el mayor banco de instrumentos e ítems de desarrollo infantil del mundo. ¡Incluye información sobre 73 mil niños, 51 cohortes, 109 mil mediciones, 2275 ítems, 22 instrumentos y 22 dominios! Más extraordinario aún: aunque cada iniciativa partió de un marco y un enfoque conceptualmente diferentes, el Grupo ha trabajado arduamente en la identificación de las complementariedades y fortalezas de los enfoques de cada uno de los demás a fin de definir un camino unificado para el GSED.

Actualmente, los métodos estadísticos están siendo utilizados en esta riquísima y singular base de datos con el propósito de identificar los ítems más adecuados para la construcción de dos instrumentos globales de medición del desarrollo en niños de entre 0 y 3 años. El primero, para ser usado en encuestas poblacionales, a ser levantadas mediante reporte materno en no más de 5 minutos. El segundo está planificado para ser utilizado en evaluaciones de impacto de intervenciones de desarrollo infantil y, como tal, necesita ser lo suficientemente detallado para capturar los cambios en el desarrollo que resulten de tales intervenciones, requiriendo por lo tanto de tiempos más largos para su administración (aproximadamente 30 minutos) y de una combinación de ítems por reporte materno e ítems administrados directamente al niño.

¿Y … qué?

Ambos instrumentos serán de fácil uso para que encuestadores suficientemente capacitados puedan aplicarlos en el hogar del niño; serán confiables y válidos para contextos socioeconómicos, lingüísticos y culturales diferentes (lo que incluye ítems culturalmente neutros o de fácil adaptación); y predictivos de desempeños posteriores. Además, ambos estarán disponibles gratuitamente y, lo más importante, los indicadores derivados de los instrumentos serán de fácil comprensión e interpretación.

El trabajo del GSED está muy avanzado y dentro de pocos meses el Grupo tendrá una primera versión prototipo de cada uno de los dos instrumentos. El siguiente gran paso será probar estos prototipos en el terreno, refinarlos y validar empíricamente sus propiedades. Está en marcha un plan para aplicar ambos instrumentos en 4-6 países de todas las regiones del mundo a fin de aprender de su administración práctica y ajustar, según sea necesario, el test, los materiales, los protocolos de administración, y los manuales técnicos y de capacitación.

Se trata de un hito de suma importancia en el área global de la medición del desarrollo infantil, que establece un estándar muy alto —y sienta un precedente excelente— para la colaboración científica y la coordinación multipartita. Eso permitirá hacer un seguimiento, monitoreo y evaluación globales del desarrollo infantil, lo que hará que los países se responsabilicen por su progreso, o ausencia del mismo, en la promoción de capacidades de aprendizaje y del bienestar psicosocial de sus ciudadanos más jóvenes.

Celebramos los avances del GSED y nos emociona apoyar su trabajo en los meses venideros. Esperamos que algunas de las administraciones piloto puedan ser implementadas en América Latina y el Caribe. Más aún, el método del GSED — en términos de su enfoque de armonización de un banco de datos de ítems, su modelo estadístico, y también su proceso de colaboración— podría ser replicado y extendido más allá de los 3 años de edad, a fin de disponer de un test y un indicador que cubran toda la gama de los primeros años, desde el nacimiento hasta los cinco años, para responder al Objetivo de Desarrollo Sostenible 4.2.1. Sería un próximo paso indispensable y sin precedentes.

Fuente: blogs.iadb.org

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*