LIBRO: Pedagogía Hospitalaria y de la Salud hacia la Concreción de la Inclusión Educativa

5
1623

Lina Flórez

Lina Flórez Perdomo

Consultora REDEM – Colombia

 

El presente libro es una síntesis de las muchas inmersiones al aula hospitalaria y del apoyo pedagógico incondicional que he entregado a mis Educandos durante los 15 años de Investigación acción participación e Investigación acción reflexión, también de las experiencias como Pedagoga Hospitalaria y formadora de formadores; educandos y docentes con quienes he tenido la oportunidad de compartir mi vida desde la emoción y la cognición.

caratula libro-PHS-lina-florezHe acometido este compromiso con mucho amor para satisfacer las necesidades socioeducativas de niñas, niños, adolescentes, jóvenes y personas de la tercera edad que se encuentran en procesos de escolarización o que sin encontrarse, su mayor deseo es que se les otorgue el derecho a la educación en contextos áulicos hospitalarios, buscando revivir su pérdida condición como educandos al asumir su condición como pacientes.

Más esto no es lo importante; lo que importa es el propósito de esas inmersiones pedagógicas, modificando la estructura cognitiva de quién enseña y de quién aprende, que como propósito busca cumplir con los parámetros administrativos y legales de la Educación Inclusiva para la Inclusión Educativa y Social, rompiendo barreras para el aprendizaje y la participación en atención a la diversidad.

Que ha de cumplirse desde un proceso pedagógico estructurado dentro de los estándares de la educación formal, buscando preparar más desde el corazón y la razón, que de la memoria y la instrucción; en orden a los principios, valores y aspectos espirituales que forman al ser, como humano.

Y a fe que lo hemos logrado este propósito, entre todos los Pedagogos Hospitalarios y aquellos profesionales de la salud que han creído firmemente en este proyecto pedagógico, pues de lo contrario no existirían hoy instituciones de carácter distrital implementando el proceso, a quienes con orgullo asesore en un momento determinado.

Fueron pildoritas de vida con las que conseguimos que se nos recuerde como profesionales éticos y morales, y por consiguiente, lo que ahora mismo sobreponiéndome al sentimiento me permite escribir, este libro que no solo es académico sino emocional.

Como lo manifestó el reconocido rector del colegio José Joaquín Casas en Bogotà – Colombia, el Licenciado Jaime Leal González: “Recurro al socorrido símil de la gótica de 9 agua que constantemente cae sobre la roca, hasta llegar a taladrarlo, para afianzarme en el convencimiento” y concluyo, de saber que ningún paciente ha pasado por el aula hospitalaria sin recobrar su identidad como Educando Hospitalario.

“Responsabilidad es saber hacer lo que tengo que hacer a favor de la humanidad, a pesar de la indiferencia”

No hay quien, habiendo hecho un proceso lúdico desde los ambientes de aprendizaje áulicos hospitalarios, no se le erice la piel y lo ponga atento ante el acontecimiento de potencializar las capacidades de nuestros educandos desde proyectos pedagógicos con calidad vida, por el tiempo que la misma vida determine; y para lograrlo conserve mi arraigada costumbre de ser un docente mediador, reconociendo la importancia de proponerle a la educación la construcción constante de Docentes desde, por y para la diversidad.

Les anticipo como realice la escritura de este libro para que dispongan a leer su contenido: En primer lugar es un texto académico, su estilo pertenece al género didáctico que nace de la investigación, sean pacientes, no dejen de leer alguna página, con la disculpa de que “Eso ya lo sé”, porque se hizo con el corazón. Pretendo que en el desarrollo de cada capítulo se observe que nace de paradigmas hacia la construcción de nuevos conocimientos bajo un “Orden lógico para desarrollar lo que puede considerarse una manera especial de concebir y practicar la vida” (Filosofía de la vida).

Mis intenciones no se quedan tan solo en el deseo de complacer a los que escucharon mis enseñanzas en las aulas, talleres, prácticas, artículos, ponencias o conferencias, sino también de compartir mis experiencias con los que, como yo, están ejerciendo o se están preparando para ejercer la nobilísima profesión de “Pedagogos Hospitalarios”.

Lejos de tratar siquiera de enseñar a serlo, les sugiero no traguen entero, duden siempre de lo que se cree sea la verdad, lean muchos libros, experimente, investiguen y construyan su propia teoría, aprehendan lo que ustedes consideren lógico y asertivo para sus planes profesionales.

Estoy segura que al leer este libro sobre algún tema específico encontraran que ustedes ya lo habían pensado y seguramente hasta hecho o dicho, porque lo verdadero no se inventa, se descubre. No se dejen llevar por mis percepciones ni conviertan en sabiduría lo que acá encuentran, porque no están aprendiendo un libreto para caracterizar, muevan ustedes sus propias cuerdas del conocimiento sin temor al rechazo, y si no encuentran en 10 este libro algo útil, por lo menos y que es mucho para mí, se abstendrán en caer en un proceso educativo poco asertivo. El pedagogo Maturana dice: “De perder, también se gana”.

Es mi más ferviente deseo que este libro aporte a la construcción del conocimiento de una disciplina naciente aun algo desconocida, y que en cada uno de mis colegas en formación reviva algunos momentos que les hicieron comprometerse con esta loable profesión, por ende, los convirtieron en “Pedagogos Hospitalarios” “Docente desde por y para la diversidad” rompiendo barreras para la enseñanza y la participación.

Tenga en cuenta que ha sido escrito capítulo a capítulo, con la intensión de que quien lo consulte, si es necesario, solo consulte el tema que requiera para su investigación.

5 COMENTARIOS

  1. La felicidad es la meta que todos los seres humanos anhelamos alcanzar. Ser felices y hacer felices es una de las ideas que nos transmite el libro con mucha emoción. La educación debe contribuir a lograr la felicidad, no solo desde el aula sino desde cualquier espacio donde sea necesario como es el caso particular de los ambientes hospitalarios. Hacer pedagogía desde la salud es todo un reto. Un reto que Lina lo ha logrado concretar desde la investigación acción reflexión.
    ¡Felicitaciones por tan valiosa contribución, Lina!

  2. Apreciada Lina:

    Muchas gracias por compartirnos tu libro y también, muchas felicitaciones por esta publicación con la muestras tu preocupación por formalizar conceptualmente tu particular manera de entender el campo de la pedagogía hospitalaria. Esfuerzos como este son invaluables porque no se quedan en un mero hacer repetitivo.

    Un abrazo,

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*