COVID-19 y la transición de la educación privada a la pública en Ecuador

1
167

Los efectos negativos que la COVID-19 traerá consigo serán en todos los sectores de la economía, incluido el sector educativo. El 9 de junio 2020, el presidente de la República del Ecuador, Lenín Moreno, anunció sobre el proyecto de Ley Orgánica de Apoyo Humanitario que los padres que hayan perdido su empleo y tengan a sus hijos en establecimientos educativos privados, recibirán apoyo de hasta el 25% del costo mensual. En el caso de que decidan no continuar en las escuelas privadas, se garantizará el cupo en una pública.

Con estas declaraciones se evidencian varias cosas:

  • Ya empezó la migración de escuelas privadas a públicas, con un aumento de la matrícula fiscal en Ecuador. En junio 2020 se dio inicio al ciclo escolar en la costa de Ecuador, y la matrícula en instituciones públicas aumentó en 120.000 estudiantes (6,5%).
  • Todavía hay 1.221.905 cupos disponibles en todos los niveles de la educación pública para garantizar el acceso de más alumnos.
  • Sin embargo, la transición sería más notoria en grandes ciudades donde se encuentra la mayoría (88%) de las escuelas privadas y al mismo tiempo es donde hay menos cupos disponibles en las escuelas públicas. Por ejemplo, en la Zona 8 (Guayaquil, Durán y Samborondón) se concentra un cuarto de los estudiantes de la zona costera, solo quedarían 20,482 cupos por llenar. Además, 1.040 escuelas privadas tienen al menos un grado con exceso de estudiantes, según el estándar de aforo (cupos disponibles) vigente, que establece 30 alumnos por clase en educación inicial y 40 en educación general básica y secundaria.
  • No hay más docentes para garantizar la calidad de la educación para más alumnos. Esto, combinado con un posible retorno a clases en modalidad semipresencial, implicaría un modelo de aprendizaje que va a necesitar un esfuerzo pedagógico más individualizado. En marzo de 2019 se registraron 168.174 docentes en el magisterio educativo, mientras que, en abril de 2020, la cifra disminuyó a 166.658. Además, como parte de las medidas económicas anunciadas por el presidente Moreno el 19 de mayo de 2020, los docentes deberán reducir una hora de su jornada laboral diaria, lo que les representaría una disminución del 8,33% del sueldo según el Ministerio de Trabajo.

Garantizar el acceso a la educación de aquellos estudiantes que se trasladan de instituciones privadas a públicas se vuelve un desafío para el Ministerio de Educación. En el ciclo escolar de la Sierra de Ecuador, previsto para reiniciar clases entre septiembre y octubre de 2020, se espera que se agudice el incremento de estudiantes que se incorporarán al sistema educativo público. El incremento de estudiantes, combinado con la necesidad de refuerzos pedagógicos más personalizados, está planteado al mismo tiempo que una disminución del cuerpo docente, lo que podría desencadenar otros inconvenientes y desafíos que el Ministerio de Educación deberá anticipar en torno a la calidad de la educación que brinda a su población en edad escolar.

¿Qué tan preparados esta los demás países de la región para recibir un gran flujo de estudiantes del sector privado a los centros educativos públicos?

Fuente: BID

Comparta en sus redes sociales

1 COMENTARIO

  1. Entre el racismo y la educación Dios creo a Adan y Eva y por ello todos somos descendientes de una misma familia Oremos para que la educación siempre llegue a todos los niños del mundo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*