La mejora de conectividad debe ir acompañada de estrategias que ayuden a comprender su uso

0
217

Entrevista Ángel Gallegos Cárdenas, Director del Programa de Alfabetización Digital de la Red Educativa Mundial. Parte II

Las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), y particularmente el acceso a banda ancha, conforman una herramienta importante en el sector educación. Sin embargo, es necesario que las autoridades de América Latina trabajen sobre los usos que docentes y estudiantes puedan darle a estas herramientas para así potenciar su digitalización.

Miguel Ángel Gallegos Cárdenas, quien Director del Programa de Alfabetización Digital de REDEM

Esta es la discusión central de la segunda parte de la entrevista que Brecha Cero realizó a  Miguel Ángel Gallegos Cárdenas, quien Director del Programa de Alfabetización Digital de la Red Educativa Mundial (REDEM). Gallegos es licenciado en Administración, Maestro en Desarrollo y Planeación de la Educación y actualmente estudiante del Doctorado en Ciencias Sociales en la Universidad Autónoma Metropolitana, además de ser un especialista en el análisis de tecnologías en educación.

La REDEM es una organización internacional cuyo objetivo es elevar el nivel educativo de estudiantes y docentes por medio de herramientas como Internet y las TIC.  En esta plataforma se debaten y ponen en común diferentes proyectos a nivel regional para retroalimentarse de esas experiencias.

Brecha Cero: ¿Qué estrategias deben tomar los distintos gobiernos de América Latina para potenciar el uso de las TIC en la Educación?

Miguel Gallegos: Sin duda, que aprender de los especialistas y hacerles caso sería una buena alternativa. En cada nación hay siempre universidades, centros de estudio, o instituciones de educación superior donde se abordan de manera especializada las formas en que se hace uso de las TIC. Personalmente sugiero que los gobiernos escuchen la voz de la academia, de los profesores, incluso de los estudiantes, antes de poner en marcha cualquier programa en tecnología educativa.

Muchas veces las políticas públicas vienen de arriba abajo y eso no contribuye a una buena implementación y por consecuencia trae malos resultados.

El manejo de recursos es un tema delicado, desde mi perspectiva muchos gobiernos se preocupan por invertir recursos en programas de tecnología educativa que muchas de las veces no son los más indicados para sus comunidades escolares o para las pretensiones que se tienen.

Los gobiernos deben ser muy claros en lo que quieren, mejorar el desempeño de sus estudiantes para que se incorporen a la sociedad mejor preparados, o solo pretenden incorporar TIC durante sus gobiernos para presumir que están abatiendo la brecha digital. Es fuerte, pero eso es lo cierto.

En ocasiones los recursos que se invierten ya no se recuperan, por ello sugiero planear profundamente, siguiendo los principios de la elaboración de políticas públicas. Es muy importante la planeación y lo que se pretende lograr cuando se pone en marcha algún programa.

Como decía no solo es dotar y brindar acceso a las TIC, los objetivos deben ir más allá de eso. Hoy es más importante brindar acompañamiento a los profesores, capacitación en línea y sobre todo presencial.

Considero que hoy, los gobiernos deben hacer que los docentes se sientan acompañados por sus autoridades educativas, que sepan que no están solos en este cambio cultural que la sociedad está viviendo. Los estudiantes son distintos a los de hace algunos años en que el contexto educativo era diferente. Hoy la tecnología enmarca los procesos educativos, por eso es tan importante acompañar a los docentes para que no se sientan solos en la inmensa labor que como profesor se tiene.

Finalmente, menciono en torno a esta pregunta que los gobiernos deben voltear a mirar sus modelos educativos. Estos son una normatividad muy trascendental, de hecho, el modelo educativo es lo que permite que se haga uso o no de las TIC en las escuelas. Por ello, hay que voltear a los modelos y preguntarse qué pretenden sus políticas educativas y sobre todo cómo están siendo implementados sus modelos pedagógicos, máxime si son convenientes para sus comunidades escolares.

Brecha Cero: ¿Qué mercados considera más avanzados en la región en lo que respecta a la incorporación de las TIC en el sector?

Miguel Gallegos: Según el último informe global sobre tecnologías de la información 2015, presentado en el Foro Económico Mundial (FEM) se puede identificar que en América Latina las cosas no están bien, se ve una brecha enorme entre los países del primer mundo y nosotros.

Entre los menos rezagados en América encontramos a Chile, Puerto Rico, Uruguay, Costa Rica y Panamá, estando por encima de Colombia, Brasil, Trinidad y Tobago, México, Perú y Argentina, lo que también marca una brecha entre los países latinos.

Desde mi perspectiva, coincido con estos datos, pues el primer bloque de países según el banco mundial, mantienen una buena economía, lo que se ve reflejado en un mejor uso de las TIC, entendido esto como una eficiente banda ancha, un uso cada vez más demandante de los diferentes sectores de la población y sobre todo la incorporación de las TIC en la agenda oficial de los gobiernos.

Creo que valdría la pena hacer un estudio más profundo de esto, considerando los tamaños de población de cada país, el estado socioeconómico y político, el nivel educativo, considerar las pruebas estandarizadas de los organismos internacionales entre otras variables para poder hacer un comparativo más preciso e identificar las diferencias entre los países de la región. Sin duda, aprender de los que van a la delantera.

Brecha Cero: ¿Qué aportes considera necesarios desde el sector privado para potenciar la adopción de las TIC en el sistema educativo?

Miguel Gallegos: Es una pregunta muy interesante, no es sencilla de responder, ya que están en juego decisiones gubernamentales, políticas públicas, contextos políticos y sociales de cada país, y sobre todo las decisiones de hacer o no inversión en los sistemas educativos.

Con la globalización económica las áreas de oportunidad que tiene el sector privado son muy grandes, pero en el ámbito educativo las posibilidades son un tanto limitadas, ya que las Constituciones Políticas de los países latinoamericanos impiden en la mayoría de los casos que el sector privado invierta de manera directa en la educación pública.

Considero que sería bueno algún tipo de alianzas entre los gobiernos y el sector privado, con el fin de unir esfuerzos y hacer sinergia para generar programas de actualización y capacitación digital a docentes y estudiantes de todos los niveles, además de generar un mejor acceso a dispositivos móviles para uso educativo, finalmente sería muy bueno incrementar el ancho de banda en los países latinoamericanos. Pero incrementarlo como eh venido diciendo para mejorar los usos. No basta tener rapidez en la conectividad si los usos siguen siendo solo de diversión y comunicación.

Brecha Cero: ¿Cuál es la importancia de la banda ancha móvil en la implementación de las TIC dentro de la educación?

Miguel Gallegos: Sin duda que la banda ancha juega un papel muy importante a la hora de revisar las economías de las naciones. Diversos estudios indican incrementos porcentuales significativos cuando la banda ancha incrementa. Eso es muy bueno.

Aunque los sectores que más se ven favorecidos son los de manufactura, servicios, gobierno, transporte y salud, principalmente. Educación queda un tanto rezagada, no se ven diferencias. Si las economías se ven favorecidas al mejorar la banda ancha, seguramente podría haber grandes incrementos en los sistemas educativos a la hora de usar las TIC, siempre y cuando se considere que la banda ancha también es otro factor en los sistemas educativos.

De diversos factores están llenos los sistemas educativos y para un correcto funcionamiento y resultados de lo que con ellos se pretenda, todos los elementos deben trabajar armónica y acertadamente para lograr los objetivos planeados.

El acceso a dispositivos móviles, con una banda ancha cada vez más potente creo que no traería beneficios cuando de educación se trata. Digo ello, no por ser pesimista, sino porque estoy consciente de que los usos que se vienen dando a estos dispositivos, no son usos educativos. Por ello, a la par de incrementar la banda ancha móvil, considero que se deben generar programas de concientización de la tecnología, de uso educativo y de cultura digital para que tengan sentido en la educación, incrementar la banda ancha, pero de buenos usos de la tecnología en la educación.

Por otro lado, se dice que el objetivo de mejorar la banda ancha utilizada en los sistemas educativos contribuiría con la intención de extender la educación a todos los rincones de cada nación. Sin embargo, parece que ello no ha sido suficiente. Resta mucho por hacer en ambos casos en los países de Latinoamérica, tanto mejorar la banda ancha, como contribuir a la cobertura y extensión de las matrículas escolares y en todos los niveles educativos.

A mayor flujo de información, mayor inmediatez en las operaciones, transacciones, descargas y en todos los procesos digitales, algo muy bueno. No tengo la menor duda que mejorar la conectividad puede ayudar a muchas cosas en todos los sectores de la sociedad, pero antes que ello, debemos ayudar a las personas –sobre todo si son estudiantes o profesores– a estar conscientes de los usos que den a esa conectividad.

Fuente: http://brechacero.com/la-mejora-de-conectividad-debe-ir-acompanada-de-estrategias-que-ayuden-a-comprender-su-uso

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*