Cerebro Creativo

1
3472

Julio Gun

Laura Beatriz Cejas

Consultora REDEM – Argentina

 

cerebro creativo

 «El pensamiento creativo consiste en la formación de nuevas combinaciones de elementos asociativos. Cuanto más remotas son dichas combinaciones más creativas es el proceso o la solución» Pesut (1990)

Desde la década de los años 90 que fue declarada década del cerebro, los investigadores sostenían que la creatividad era más alta en los individuos que son pensadores del lado derecho del cerebro, basando sus hipótesis en las teorías de la bilateralizacion hemisférica y los cuadrantes cerebrales ,se difundía así la lateralización cerebral, esta teoría mantiene que el lóbulo derecho del cerebro se activa altamente en los individuos zurdos. Todo desde el pensamiento divergente, los dotes artísticos y la rapidez en el proceso de la información eran atribuidos a los así llamados pensadores del cerebro derecho. Los investigadores modernos como Rita Carter, autora de «Mapping the mind» creen que más importante para el impulso creativo es el nivel de comunicación entre los dos lóbulos del cerebro, el corpus callosum, la parte del cerebro que conecta los dos lóbulos, es más gruesa en diámetro en personas que obtienen altos puntajes en exámenes de creatividad. Entre más grueso el corpus callosum, más eficientemente sincroniza el cerebro sus actividades. Esta idea, publicada por primera vez en 2988 por Joseph y Glenda Bogen en el journal for Psychiatric Clinics of North America, ha ganado un creciente apoyo por la tecnología reciente de imágenes cerebrales. En otras palabras, la creatividad es mejorada por un uso incrementado de todo el cerebro.

Otro descubrimiento sorprendente sobre la ciencia de la creatividad fue hecho por los investigadores Charles Limb y Allen Braud, quienes realizaron escaneos de imágenes cerebrales en músicos de jazz. Mientras los músicos hacían composiciones espontáneas, muchas funciones importantes del córtex pre frontal fueron suprimidas. Esta parte del cerebro está asociada con el control consciente al igual que al auto-monitoreo. Quizás la idea de la psicología popular que el «crítico» debe ser silenciado durante el pensamiento creativo está reflejado en estos hallazgos. Limb y Braud también reportan que los centros límbicos del cerebro no son regulados durante la improvisación creativa, proveyendo un soporte neurológico para el rol de la emoción aumentada durante las búsquedas creativas. Tomados juntos, estos hallazgos neurológicos sugieren que la creatividad se refleja en el cerebro como una lateralización incrementada, como una reducción en el pensamiento crítico y la memoria a largo plazo y una alta emocionalidad.

Sabemos que nuestro cerebro no funciona como un ordenador. Trabaja en red y en paralelo de forma incesante, procesa la información identificando patrones a partir de sus conocimientos previos, anhela la novedad, toma decisiones influido por las emociones y es social. Pero, además, el cerebro humano es muy plástico y está continuamente reorganizándose como consecuencia de su interacción continua con el entorno. Qué útil resulta visualizar imágenes de resonancias magnéticas en las que se muestran cómo las regiones disfuncionales del cerebro de un disléxico mejoran como consecuencia del entrenamiento adecuado , porque la principal implicación educativa de la plasticidad cerebral es que podemos esperar la mejora de los aprendizajes. Las creencias previas y los factores emocionales son críticos en el aprendizaje por lo que las expectativas del profesor han de ser siempre positivas. La plasticidad de nuestro cerebro posee la característica fundamental que nos predispone al aprendizaje, a la creación, y adaptación a nuevas situaciones proponiendo soluciones inéditas y creativas. Existe proceso complejo en el centro del cerebro en la zona hipocampal llamado neurogénesis y la inteligencia y los talentos se potencian de manera inusitada. El conocimiento de esta información neurocientifica aplicada al campo de la salud y la educación ha abierto un nuevo camino que propende en desarrollar talentos, potencialidades, habilidades de nuestra corteza cerebral que antes no conocíamos.

Emociones

Emociones y cerebro

Estudios realizados en la actualidad a través de resonancia magnética y tomografías de emisión de positrones PET han demostrado que los procesos emocionales son indisolubles de los cognitivos, se generan en la zona límbica medial di encefálica y predisponen al organismo ante la respuesta al estimulo en 125 msg. En las emociones llamadas positivos se activa el hipocampo, región cerebral importante para la memoria, mientras que ante estímulos negativos se activa la amígdala, región cerebral que se activa ante reacciones emocionales, especialmente las de miedo o temor. Esto sugiere la necesidad imperiosa de generar climas emocionales positivos para los aprendizajes que favorezcan el flujo creativo de la información en toda la corteza cerebral , cuando se proporcionen retos adecuados, se fomente la participación y el aprendizaje activo, se generen además expectativas positivas del educando a partir del propio esfuerzo y el proceso del aprendizaje en un contexto facilitador.

Comparta en sus redes sociales

1 COMENTARIO

Responder a Dubak Cancelar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*