El Banco Mundial, el Covid-19 y la educación pública: dos pasos adelante un paso atrás

2
145
Escuela Primaria Kasimba, Distrito Mpanda, Región Katavi, Tanzania. Agosto de 2019. Foto: GPE / Kelley Lynch

El Grupo Banco Mundial publicó un informe en mayo en el que se exploraban las implicaciones de los “shocks choques” -identificados como el cierre de escuelas y la inminente recesión económica- sobre los sistemas educativos en todo el mundo. En un blog de junio, David Edwards, de Education International, una federación de 32 millones de profesores en 173 países, señaló “algunas omisiones y suposiciones problemáticas” en el informe del Banco. Edwards destacó dos supuestos erróneos que se presentan a lo largo del informe: que “la privatización de la educación apoya el logro del ODS 4” y que “los maestros son simplemente un recurso cuya eficacia debe maximizarse; la eficiencia es clave y los derechos laborales son una barrera”.

Según el informe, entre las muchas tendencias negativas que se agudizarán con la crisis se encuentra el aumento de las cifras de abandono, la desigualdad, la falta de acceso y la mala calidad de la educación. Sin embargo, el enfoque del informe en el sector privado parecía contradecir los fundamentos de un reciente anuncio de la Corporación Financiera Internacional (CFI), el brazo del sector privado del Banco Mundial, sobre la congelación de la financiación de las escuelas privadas. Esto reafirma las viejas preocupaciones sobre que el Banco pasa por alto la necesidad de apoyar a los Estados para construir mejores sistemas de educación pública y alejarse de la privatización de los servicios públicos críticos (véase el Observador de Invierno de 2018).

El informe del Banco se centra en cómo hacer frente a las pérdidas de las escuelas privadas, en lugar de cuestiones como los derechos laborales o educativos, el diálogo social o la necesidad de garantizar un apoyo adecuado a los maestros. En él se presentan propuestas como las “exenciones de las cuotas escolares financiadas por el Estado”, como una forma de evitar que las escuelas privadas se cierren permanentemente. Esto izó las banderas sobre el Banco Mundial “impulsando artificialmente el mercado privado en lugar de aprovechar la oportunidad para considerar la eficacia y la sostenibilidad de un sistema educativo altamente privatizado”, señaló Edwards.

Mensajes mezclados – la CFI anuncia la congelación de las inversiones en proveedores de educación con fines de lucro

El enfoque reflejado en el informe contrastó con un anuncio de abril de la CFI, en el que se comprometía a congelar las inversiones en escuelas primarias y secundarias privadas con fines de lucro y a una mayor transparencia en los préstamos a través de intermediarios financieros, como parte de un nuevo paquete de reformas vinculadas a la aprobación de la ampliación de capital de la CFI por parte del Congreso de Estados Unidos. En un comunicado de prensa en respuesta al anuncio, Nadia Daar, de Oxfam International, señaló: “este es un gran paso adelante no sólo para la CFI, sino para cómo entendemos el papel del sector privado en el desarrollo”, y agregó que “la pandemia del COVID-19 no debe ser utilizada por ningún donante como excusa para invertir en la provisión de educación privada con fines de lucro”.

El anuncio tuvo lugar después de que más de 170 OSC de todo el mundo enviaran una carta, en octubre de 2019, en la que se instaba al Banco a poner fin al apoyo a la educación privada con fines de lucro y a garantizar que se centrara en el desarrollo de sistemas educativos de calidad accesibles para todos (véase el Observador de Invierno de 2019). La carta se envió después de que el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas adoptara por unanimidad una resolución en la que se reconocen los Principios de Abiyán sobre las obligaciones de los Estados de proporcionar educación pública, en julio del año pasado, y la Alianza Mundial para la Educación (AME) adoptara un proyecto de estrategia del sector privado en junio, en el que se acordaba que “no se puede utilizar ningún fondo de la AME para apoyar la prestación con fines de lucro de los servicios básicos de educación” (véase el Observador de Verano de 2019).

Fuente:brettonwoodsproject.org

Comparta en sus redes sociales

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*