Una herramienta para medir la calidad de los maestros

3
794

Teach, desarrollada por el Banco Mundial, se enfoca en la supervisión de los docentes en las mismas aulas de clase.

Si recuerdas tu época en la escuela y piensas en tus maestros favoritos, ¿cuál fue la habilidad más útil que te enseñaron? ¿Por qué fueron tus preferidos? Lo más probable es que no digas “porque me enseñaron gramática”. Tal vez evoques un sentimiento de confianza inculcado en ti por este maestro, al mostrarte cómo establecer y alcanzar metas, cómo sentir empatía por otras personas, o premiándote por tus esfuerzos, no solo por tu talento.

Estos son ejemplos de las habilidades socioemocionales necesarias para adaptarse y responder a los desafíos de un mundo en cambio constante y una sociedad cada vez más diversa. Para estar adecuadamente preparados para el futuro, los jóvenes también deben aprender estas habilidades de sus maestros, no solo alfabetización y matemáticas básicas. Sin embargo, estas habilidades socioemocionales rara vez son incorporadas al currículo escolar formal, especialmente en los países en desarrollo.

Estas habilidades pueden enseñarse brindándoles a los alumnos la oportunidad de elegir y asumir funciones significativas en el aula. Los maestros pueden fomentar la perseverancia reconociendo los esfuerzos de sus alumnos, en lugar de centrarse únicamente en su inteligencia o capacidad natural, teniendo una actitud positiva en torno a los desafíos que enfrentan los alumnos y alentando a los mismos a establecer metas a largo plazo. Los docentes pueden promover las habilidades sociales fomentando la colaboración a través de la interacción entre pares e impulsando las habilidades interpersonales, como la toma de perspectiva, la empatía, la regulación de las emociones y la resolución de problemas sociales.

Los jóvenes de hoy en los países de América Latina y el Caribe asisten a la escuela por más tiempo, pero les sigue faltando el aprendizaje socioemocional.

Por ejemplo, estudios realizados entre adultos peruanos revelan que la falta de habilidades socioemocionales limita su capacidad de conseguir y mantenerse empleados. Asimismo, las investigaciones sugieren que las habilidades socioemocionales son esenciales para mejorar la calidad de vida de todos los peruanos, ya que las personas con habilidades socioemocionales más desarrolladas a largo plazo tienen un mayor potencial de ingreso, mejor salud y están más comprometidas con su comunidad y en última instancia son más felices.

La violencia en el hogar, en la escuela y en las comunidades también es un problema que afecta a muchos jóvenes en América Latina y el Caribe. Desarrollar las habilidades socioemocionales de los jóvenes, como la autoconciencia y la autodisciplina, la comunicación y la empatía, podría ser una forma de reducir los efectos nocivos de crecer en barrios violentos, al ayudarlos a lidiar con situaciones emocionales.

Una nueva forma de medir la calidad

Si bien la enseñanza es el factor determinante más importante para el aprendizaje estudiantil en términos escolares, la mayoría de los sistemas de educación en los países de ingreso bajo y medio no supervisan a sus maestros de manera periódica, ya sea porque no reconocen la importancia o no saben cómo hacerlo adecuadamente.

Teach, una nueva herramienta gratuita del Banco Mundial de código abierto basada en observación en el aula, puede ayudar con esta supervisión. Abre una ventana hacia lo que ocurre en los salones de clase de primaria (de 1 a 6 grado) y es la primera en registrar las habilidades socioemocionales. Fue pensada y desarrollada para países de ingreso bajo y medio y puede contextualizarse para distintos ámbitos.

Teach incluye un conjunto de herramientas complementario que ayuda a los equipos a realizar la capacitación con un libreto y guía de aprendizaje detallados, recopilando datos a través de una aplicación.

La implementación consta de cinco pasos:

  • Consultas con los distintos gobiernos para discutir su aplicabilidad en el ámbito local.
  • Grabación en vídeo de las aulas del país/región donde se implementará Teach.
  • Codificación de vídeos, para que los expertos, de acuerdo con el manual de Teach, puedan asignar un puntaje numérico a las prácticas docentes que observan.
  • Capacitación mediante el uso de vídeos. Esta capacitación dura cuatro días y se basa en la evidencia más reciente en torno a cómo funciona el aprendizaje. Luego de la capacitación de cuatro días, al día siguiente los observadores deben aprobar un examen de certificación, algo que requiere la codificación correcta de tres vídeos.
  • Aquellos observadores que aprueben la certificación podrán realizar observaciones de aulas utilizando Teach en vivo o por vídeo.

Para que los jóvenes de América Latina y el Caribe estén preparados para el futuro, las escuelas deberán mejorar el aprendizaje socioemocional. Y los maestros son actores clave en esta nueva realidad. En el caso de los individuos, pueden elevar la autoestima y mejorar las oportunidades de empleo e ingreso. Para los países, pueden ayudar a fortalecer las instituciones de una sociedad, reducir la pobreza e impulsar la innovación.

Si estás interesado en poner en práctica Teach, aquí puedes descargar el manual en español.

Fuente: Banco Mundial

3 COMENTARIOS

  1. […] Una herramienta para medir la calidad de los maestros Teach, desarrollada por el Banco Mundial, se enfoca en la supervisión de los docentes en las mismas aulas de clase. Si recuerdas tu época en la escuela y piensas en tus maestros favoritos, ¿cuál fue la habilidad más útil que te enseñaron? ¿Por qué fueron tus preferidos? Lo más probable es que no digas “porque […] […]

  2. Excelentes artículos los felicito y continúen capacitando a los lectores principalmente a profesores proactivos

Agregue un comentario a Una herramienta para medir la calidad de los maestros – INNOVAPEDIA – UCSC Cancelar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*