INICIO                    SUSCRÍBASE                       CONSULTORES                        REDEM                        EDUVIRTUAL                    CECIP
Compartir
Comparte :
BOLETÍN
Boletín Quincenal desarrollado por INNOVA . Powered by REDEM  -   2012
He de comenzar diciendo que concibo a la neurociencia como una disciplina que investiga y analiza  el cerebro, con la finalidad de establecer mejores condiciones de vida y de aprendizaje para los seres humanos.

La neurociencia, como ciencia emergente, está originando varias vertientes, en cuanto a su importancia y utilidad en el mundo moderno; asimismo, está aportando a la humanidad, formas y estilos de vida organizados en función al desarrollo y estimulación cerebral.

Si deseamos dar un paseo por los conceptos iniciales para entender esta compleja y moderna ciencia, tendremos, primero, que conocer al cerebro, y reconocerlo como un órgano principal para el cuerpo humano, que pesa unos 1,400 gramos en el hombre y unos 1,300 en la mujer, Asimismo, está dividido en dos hemisferios, derecho e izquierdo, que, a pesar de ocuparse, en principio, de aspectos diferenciados, mantienen una alta conexión entre sí. El cerebro flota en el líquido cefalorraquídeo.  Se ha descubierto que hay zonas del cerebro especializadas en determinadas áreas: área de comprensión de la lectura, área de Broca (que es el área motora del lenguaje), área de la memoria, etc., que a pesar de estar especializadas, están muy conectadas entre sí, de forma que una lesión en una de las áreas puede ser subsanada por otra área que puede hacer su función.

Si intentamos relacionar el cerebro con el proceso del aprendizaje, podemos decir que se entiende por aprendizaje a la interconexión de unas neuronas con otras a lo largo de la vida, lo que produce en el individuo modificación de ciertas estructuras mentales y producción de nuevos conceptos; es lo que se ha venido denominando plasticidad neuronal. Esto implica que aprender depende de las interconexiones que hayamos hecho y que haremos a lo largo de nuestra vida.

Esto no provee una clave: aprendemos si logramos crear redes neuronales. Muchas neuronas juntas crean redes neuronales que, a su vez, crecen y se modifican con cada nuevo conocimiento. A mayores conexiones neuronales, mayor es el aprendizaje, y más significativo se vuelve para el ser humano. Recordemos que todas las áreas están interconectadas.

Pero, nos preguntamos: ¿cómo podemos  desarrollar estas redes?, ¿de qué manera debemos organizar nuestras actividades para generar intercambios neuronales que nos permitan adquirir nuevos conocimientos o producir nuevos conceptos?

La respuesta parte por reconocer que solo en un espacio preparado adecuadamente, en el cual el niño para que pueda tener oportunidad de probar la nueva adquisición, es posible que esto se dé. Y ¿cómo es un espacio preparado? Es aquel que ofrece las oportunidades de experimentación sin riesgo. Los factores ambientales y sociales generan espacios para el logro de aprendizajes. Está demostrado científicamente que la crianza es esencial para para el proceso del aprendizaje; muchos de los factores ambientales que llevan a un mejor funcionamiento del cerebro, son los elementos que circundan al niño, tales como: la calidad del ambiente social y de las interacciones, la nutrición, el ejercicio físico y el sueño.

Raúl Broca, observó que en la superficie medial del cerebro existían unas áreas corticales con forma ovalada, lo que definió como lóbulo límbico, el mismo que  hacía referencia al tejido cortical que forma un borde sobre la cara medial de los hemisferios en torno del encéfalo y cuerpo calloso, responsable principal de la vida afectiva, y partícipe en la formación de los procesos de memoria  en las que participan el hipotálamo, el hipocampo, la amígdala y cuatro áreas relacionadas.
Las funciones principales del Sistema Límbico son: la motivación por la preservación del organismo y la especie, la integración de la información genética y ambiental a través del aprendizaje, y la tarea de integrar nuestro medio interno con el externo antes de realizar una conducta.

Por ello, tomando como referencia los estudios referidos por Broca,  Goldar, Heimer, Nauta, Yakovlev y otros, se puede concluir que, la parte emocional, del estudiante participa en el proceso de asimilación de nuevos conceptos y , por ende en la construcción de nuevas redes neuronales, las mismas que facilitan la producción de sinapsis para la estimulación cerebral y emisión de respuestas a estímulos externos e internos.

Esto nos condiciona, pues, a internalizar la necesidad de analizar de manera concienzuda la interdependencia del bienestar físico e intelectual y la estrecha interrelación entre la educación, la nutrición y el aprendizaje, ya que el juicio social y el desempeño cognitivo sufren modificaciones a partir del compromiso de los procesos neuronales y la regulación emocional.



Bibliografía
Salas Silva, Raúl Ernesto; Estilos de Aprendizaje a la luz de la neurociencia, cooperativa editorial Magisterio, primera edición, Colombia 2008

Soriano Más, Carlos y otros; Fundamentos de la neurociencia, editorial UOC, primera edición 2007.

Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico; La comprensión del Cerebro, el nacimiento de una Ciencia del Aprendizaje, Ediciones Universidad Católica Henríquez, Silvia, primera edición, 2009.

Nombre:
E-mail:
Comentarios:
Comentarios
Neurociencia y aprendizaje, una relación indisoluble en educación
Boletin REDEM N ° 106     -    15 de Marzo del 2012
   Por: Lourdes Palacios Ladines
            Consultora REDEM en Perú
Nombre: ROCIO
Email: rochi303@hotmail.com
Mensaje: Excelente información y muy necesaria para potencializar nuestras capacidades. Gracias por compartir este valioso informe

Nombre: Carmen
Email: cortega4@hotmail.com
Mensaje: Muy interesante el tema de las Neurociencias y Aprendizaje, sobre todo acerca de la creación de las redes neuronales y su relación con la adquisición de nuevos aprendizajes.

Nombre: Julio Alvarado Tarazona
Email: ventana10@hotmail.com
Mensaje: Muy interesante el comentario para los que conocemos el funcionamiento del cerebro; y para los que ¿no conocen?, lamentablemente no van ha comprender.Por ello es importante conocer el como funciona una neurona o célula, descubierto hace más de 24 años.

Nombre: Olinda
Email: olindavvv13_9@hotmail.com
Mensaje: Estimados amigos, gracias por la información, facinada por la Nurociencia, importantes aportes para mi labor cotidiana, me gustaria que me apoyen para realizar programas de  tratamiento conductual, teniendo en cuenta la nurociencia y los procesos de aprendizaje, en niños seudo -autista, asociados a hiperactividad,realmente hay que trabajar mucho con la familia, un apoyo en cuanto a la nutrición  un abrazo y que sigan  los éxitos  Olinda

Nombre: Elena
Email: portocarrerodiaz@yahoo.es
Mensaje: Desde  hace mucho tiempo , y a veces por simple intuición conocemos que  los niños aprenden mejor en un ambiente de alegría y de bienestar . Que bueno que ahora se esté difundiendo las bases científicas que  los sutentan.


Nombre: Irene Tomé
Email: irenetome@gmail.com
Mensaje: Lourdes Ladines gosto do teu texto. Eu costumo dizer que há um casamento ideal: o das Ciências da Educação com as Neurociências. Penso que ninguém pode ensinar bem, se não compreender como o outro aprende.

Nombre: Irene Tomé
Email: irenetome@gmail.com
Mensaje: Onde posso adquirir:
- Salas Silva, Raúl Ernesto; Estilos de Aprendizaje a la luz de la neurociencia, cooperativa editorial Magisterio, primera edición, Colombia 2008;
- Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico; La comprensión del Cerebro, el nacimiento de una Ciencia del Aprendizaje, Ediciones Universidad Católica Henríquez, Silvia, primera edición, 2009