Boletín Quincenal desarrollado por REDEM . Powered by PUBLIGRAFICO Design     -   2010
CÓMO MANEJAR EL DUELO

BOLETÍN  REDEM
Que es el duelo: 

Es la respuesta personal y subjetiva para afrontar una pérdida, se busca una vía de sobrevivencia emocional y  se retoma un sentido de vida. Involucra un trabajo consciente y si no se elabora puede producir estancamiento.

Tipos de pérdidas: 

1. Relacional: muerte, separación o abandono. Consecuencia: ansiedad por contactar a los seres queridos.

2. Ambiental: incendios, desalojos, catástrofes. Tristeza, sensación de miedo.

3. Expectativas: Negocios, familia, trabajo. Consecuencia: Sensación de no ser aceptado o querido.

4. Objetos: robos, pérdidas, desapariciones. Consecuencias: ansiedad, angustia.

5. Habilidades: vejez, amputaciones, capacidad física. Tristeza, baja autoestima. (Ejecutivos, militares, deportistas).

6. Cuerpo: accidentes, amputaciones.

Consideraciones: 

. Se entiende como “muerte”, la paralización de las funciones orgánicas.
. Los avances tecnológicos alejan la idea de la muerte, sin embargo, en otros casos puede convertirse en  
  perturbador: vidas dependiendo de un aparato.
. No nos preparan para las rupturas y la muerte y es lo único seguro que tenemos en la vida. 
. La vida se fracciona “en cuadritos” y hay que reconstruirla. Reconstruir paradigmas.
. Un duelo normalmente dura de 1 a 3 años.
. En la actualidad hay demasiadas personas viviendo duelos en soledad.
. Todos los tipos de pérdida deben ser elaborados. Es fundamental vivir el proceso en compañía.
. Cada persona lleva su propio proceso. Un niño antes de los 9 anos no entiende que el ser  muerto no come 
  ni bebe, etc.
. Las sociedades construyen  su propia cultura sobre la muerte: creencias en el mas allá.
. Las personas arraigadas a lo material sufren más.
. Las familias repiten sus historias de duelos anteriores repitiendo patrones.
. Las muertes naturales son más fáciles de elaborar, dependerá del apego.
. Elaborar el duelo no es olvidar, es aprender. Los que se van solo cambian de estado.
. Se excluye a los niños de las situaciones de duelo.

Tipos de duelo:

1. Duelo anticipado. Enfermedades crónicas.

2. Duelo crónico. Depresión permanente.

3. Duelo suprimido. No aceptado.

4. Duelo ambiguo. Desapariciones.

5. Duelo no validado. Suicidio, sida, niños recién nacidos.

Síntomas presentes en el duelo:

Tristeza, aturdimiento, perplejidad, afecciones corporales, alteración del sueño, poca concentración, negación, depresión, alucinaciones, rabia, culpa, apego, miedo, perdida del sentido de la vida, se resquebraja el sistema de creencias. 

Fases del duelo:

1.    Negación: rebeldía. Anestesia.

2.    Depresión: agobio, tristeza, abatimiento, soledad. Búsqueda de lo perdido, desorganización.

3.    Resignación: no hay nada que hacer, aceptación consciente, dolor. Reorganización, nueva visión del mundo.

Cómo educar para entender el duelo: 

1. Hacer juegos de separación en la infancia. (Cuentos, mascotas, viajes)

2. Revisar la actitud de la familia frente al duelo. Modelaje.

3. Incorporar la temática en escuelas. Trabajo triangulado.

Consideraciones:

0 a 2 años:

Separación percibida como abandono. La vida es movimiento, ahora hay inamovilidad. Presencia de regresiones: descontrol de esfínteres, juegos repetitivos)
Recomendación: Mantener las rutinas, buscar cuidador sustituto. Reducir sonidos estridentes que producen miedo.

3 a 5 años:

El niño no entiende que el cuerpo ya no funciona, presencia de variaciones de ánimo y miedos nocturnos, síndrome de niño bueno/malo (culpa) Recomendaciones: recordar en positivo luego de la fase de shock, reconocer  el sentimiento del niño y ponerle nombre, ejemplo: tienes rabia, acompañar en la noche, dar afecto físico constante, mantener la rutina.

6 a 8 años:

Entiende la irreversibilidad de los hechos, se muestra inquieto por el funeral, se muestra inestable emocionalmente. Recomendaciones: validar el sentimiento del niño: te sientes triste, compartir el duelo con el niño, mantener la rutina. Rituales de despedida.

9 a 11 años:

Entiende la irreversibilidad de la muerte, pero la percibe como mala.  Emociones exacerbadas. Sensación de abandono, resentimiento, no sabe que hacer con tanto dolor. Recomendaciones: mantener rutinas, anticipar momentos para retomar seguridad, incorporación  mayor en rituales familiares, escucha activa, mantener rutina y límites.

Estrategias para el manejo del duelo:

1. Darse tiempo y permiso para normalizar la vida, evaluando lo que es valioso o no y aceptando un nuevo estilo de vida y obteniendo crecimiento, conciencia y visión personal.

2. Reconocer la pérdida a nivel mental y emocional. Acercarse a la perdida, contarlo, recordar lo sucedido.

3. Liberar todos los sentimientos. Entender el llanto como una herramienta de sobre viviencia.

4. Desarrollar adaptabilidad, nuevas aptitudes.

5. Establecer nuevas relaciones y motivaciones.

6. Establecer metas diarias para activar motivación.

7. Reconocer  y disfrutar los momentos alegres.

Como ayudar a superar el duelo:

Empatía con el doliente. Acompañar en el silencio.

1. Invitar a recordar, no a olvidar. Escuchar a la persona afectada. Preguntar: Qué sientes, qué pasó, cómo pasó. 

2. Buscar enlaces con personas significativas de la persona afectada para hacer puentes emocionales. Hacerla sentir necesaria para ayudarla a reencontrar un nuevo sentido de vida. 

3. Capacitar a la persona afectada en las nuevas ocupaciones que tendrá que hacer.

4. Acompañarla en rituales y ejercicios de visualización para desprenderse de los aspectos inconclusos. 

5. Fortalecer los lazos familiares y de amistades. Involucrar al doliente en rituales familiares.

6. Atender a la alimentación  y el descanso del afectado.

7. Re vincular positivamente. Acercarlo a compañías en espacio de paz. 

8. Ayudarlo a reconocer los pequeños momentos de alegría.

9. Ayudar a otros que han pasado por la misma circunstancia.

10. Estar DISPONIBLE para la persona afectada.

11. Abrazar. Se consideran 4 abrazos diarios para sobrevivir, 8 abrazos para sentirse bien y 12 para realizare como persona.

Interferencias para el manejo del duelo:

No caer en la tentación de consolar.

1. Preguntar al doliente POR QUÉ.

2. Expresar: No debió ser, debes ser fuerte, Dios lo quiso así, suerte que tienes otros hijos, ahora él está feliz, trata de olvidar.

3. Tomar decisiones importantes sin haber elaborado el duelo. Nuevo embarazo, mudanza, cambio de trabajo, matrimonio, etc.

Rituales:

Los rituales ayudan a aceptar  y elaborar la pérdida.

Algunos rituales de despedida:

1. Escribir carta, quemarla.

2. Globo de helio.

3. Encuentros  sociales en donde se habla de la persona fallecida, lo aprendido, su legado, etc.

4. Expresión artística. Dibujar, cantar, escribir:

5. Hacer caja de recuerdos.

Decálogo:

1. Darse tiempo y permiso para elaborar el duelo.

2. Sea usted mismo, no lo que los demás quieren que usted sea.

3. Reconozca que es vulnerable.

4. Ayúdese médicamente si es necesario con apoyo médico.

5. Ayúdese de familiares que han pasado por esto.

6. Valore lo esencial en su vida.

7. Celebrar lo bueno por encima del dolor vivido.

8. Fortalezca los vínculos.

9. Elabore tareas.

10. Ayude a otros a superar las perdidas.



NO LE HAGAN CASO A LOS LOCOS


Morir es recibir un título universitario que permite seguir un post grado más cerca del Jefe si se hace correctamente y si es así, ¿quién no lo desea cuando se aspira a seguir subiendo en la profesión del alma?

Hijos, deben aprender a ver con el corazón, con la emoción, esa es la manera de no dejarme de ver jamás aunque físicamente me tenga que marchar algún día. Si conservan esas facultades, pocas veces sentirán desespero por mi ausencia.

Se que si yo no estuviera, Dios se ocuparía de enviar cada día, mis actos  y mi amor a través de las personas que los traten de ayudar. La protección, amor y compañía de toda la familia estarán inspirados por mí, seré yo quien les estaré hablando.

Estas no son palabras de resignación, crean en mí, ¡No le hagan caso a los locos!


María Antonieta Angarita 


BUSCA LO MAS HERMOSO QUE HAY EN EL FONDO DE TODAS LAS COSAS
QUE BELLO ES MORIR CUANDO BIEN SE HA SABIDO VIVIR.
INVENTEMOS UN CIELO JUNTOS






Bibliografía

Rojas Santiago. (2009). Manejo del Duelo. Resumen audio libro.
Keller Luisa Elena, (2010). Manejo del Duelo. UNIMET 



COMENTARIOS:
   Por: María Antonieta Angarita  
            Miembro Consultor REDEM en Venezuela 


  
Nombre:
E-mail:
Comentarios:
Comentarios
Nombre: Luis
Email: hureda7@hotmail.com
mensaje: Interesante tema que nada o muy pocas veces se ha enfocado en el aula con los alumnos dolientes. un tema mucho por trabajar. como docentes también somos orientadores y muchas veces no sabesmos que hacer o actuamos empiricamente. Felicitaciones por el artículo.